Lugares

Una mirada a Barichara

por Daniel Morales Mendoza

El municipio de Barichara, uno de los pueblos más lindos de Colombia, conserva el estilo colonial en sus calles y hogares. Es un poblado que si se decide visitar, hay que destinar el tiempo necesario para apreciar con detalle sus calles empedradas, la belleza de sus casonas, iglesias y monumnetos. La talla en piedra es sin duda, su expresión artística y cultural más representativa.

El nombre de esta ciudad era Baia-chal en el idioma de los Guanes, que no usaban la  r y quería decir Lugar apropiado para el descanso que hoy lo es realmente por su agradable clima, su tranquilidad y su verdadero culto al arte de labrar la piedra. El Origen histórico de Barichara fue la creencia de una aparición de la imagen de maría Inmaculada en una piedra, al señor Pedro Salgado, hacia el año 103.



El Grandioso Templo de Barichara fue construido por el Pbro. Martín Pradilla, con sus anchas naves, separadas por las columnas monolíticas, que sostienen los arcos y sobresalen también su hermoso frontis y su Capilla de la Virgen de la Piedra.



La población es reconocida por sus construcciones de finales del siglo XVIII.



La Iglesia no aceptó la existencia de la imagen sobre la piedra, lo cierto es que el milagro se puede apreciar a través de su historia.



El centro histórico de Barichara se declaró monumento nacional el 3 de agosto de 1978.



El buey (yuntas) es símbolo de servicio al hombre en el arado de las tierras y en la riqueza de sus cosechas. En homenaje se erige esta escultura en piedra.



Parque de las Artes Jorge Delgado Sierra. Desde este lugar se aprecia un panorama de praderas plegadas por llanos, laderas, cañadas y alcores menores; terrenos que dieron asiento a la Cultura de los Indios Guanes.



Monumento alegórico a los talladores de piedra.


Capilla de Jesús Resucitado en Barichara.




 
 

Daniel Morales Mendoza

Diseñador Gráfico de profesión, programador web por vocación, docente por que le gusta y escritor, porque... mmm... porque es un gran ejercicio que no solo relaja la mente, la ejercita y alimenta. Le entusiasma la labor antes de... la investigación, recoger información y por supuesto conocer gente interesante donde quiera que exista una historia.

Comenta este artículo